10 marzo, 2010


MI ÚLTIMO DÍA DE TRANQUILIDAD.


Hoy es mi último día, luego tengo que ir a buscar el alta, pero voluntaria, que conste, pq de estar bien, estoy a medias, sólo de pensar que mañana tengo que volver al infierno, me entra de todo, tengo las manos con eccemas de los nervios, el dedo pulgar todo mordido, y ya empiezo con taquicardias.

No he dormido nada, y esta noche menos.

Mañana a las 5 de la mañana en pie y a las 8:30 empiezo. No llegaré a casa hasta las 6 de la tarde... y así día tras día, buffff

( acaba de vomitar el Igor, la madre que lo parió!!!!)


Cambiando de tema, os voy a explicar la odisea de la nevada que tuvimos. El Martes ya de madrugada estaba cayendo una impresionante, mi marido fue a trabajar, y lo iba llamando para que viniese, pq se iba a quedar atrapado, pero él ni caso. A las 3 me dijo que subía para la empresa, y llegó a las 12 de la noche! Yo me quedé sin luz a las 5 de la tarde, bueno, era de día al menos, pero no tenía batería en uno de los móviles, y en el otro lo guardaba para ver las noticias.

La luz iba y venía, hasta que decidió quedarse y me hice un baño, pero a los 5 minutos, con la puerta cerrada del baño, el Igor conmigo, nos quedamos a oscuras y con el pelo enjabonado.

Pillé un cabreo! fui a buscar velas, en plan chiquito de la calzada para no patinar por el suelo, y cuando por fin las encontré volvió la luz. Cogí dos por si las moscas, y volví a la bañera.

Y otra vez se fue la luz, y yo con la cabeza llena de jabón, claro, si no hay luz, la caldera que es eléctrica no funciona, así que tuve que quitarme el jabón con agua fría, y aquí el agua es fría, tanto que te deja la piel roja, así que terminé con dolor de cabeza del frío.

Encendí todas las velas, y cagándome en todo, pq tenía toda la comida congelada, y sin poder comer nada. Pensareis, bueno, a la cama sin cenar, pero es que tampoco había comido..en fin, que una que ve el programa de la cuatro "superviviente" me acordé de la fondua, que va con gel, y tenía dos botellas, así que me puse en plan romántico con las velas y cocinando en la fondua en la cocina. Apagué la caldera para que no se estropeara de tantos microcortes de luz, y cuando ya tenía la comida hecha, a las 9:30 vino la luz!Llamé a mi marido para saber dónde estaba, y móvil apagado, así 3 veces. Él sin decirme nada, claro...Cabreada, me fui a ver Torrente hasta que llegó a casa.

Y ayer, estuvimos sacando nieve, el Igor no nos dejaba, se ponía encima, pero al final, conseguimos sacarla y ahora a esperar que se vaya derritiendo, que de momento apunta Sol.


4 comentarios:

Vanessa dijo...

me encanta la nieve¡¡¡aiiis que foto mas chulii jeje y no me importaria estar un dia sin luz..tiene que ser un incordio pero y lo romantico que es??besiitos

Aikoneko dijo...

Mucho animo, sé lo que sientes porque yo también tuve una temporada horrible en uno de mis antiguos trabajos y hasta tomaba pastillas para dormir.

Relájate, piensa que en realidad no es tan terrible y fijate sólo en las cosas positivas. Premiate por cada pequeña meta que consigas y ¡adelante!

Y un abrazote a Igor aunque pote,¡soy fan de tu terremoto!

Aspirante a Miss Divina. dijo...

Madre Mía, que odisea, estaba leyendo tu última entrada y estaba sufriendo de pensarlo, me estaba dando frío y todo.
Espero que me cuentes que tal te ha ido tu primer día de trabajo.
Yo tengo un problema en las cuerdas vocales que me impide hablar y no sabes las ganísimas que tengo de volver a mi rutina diaria, sé que hay cosas peores, ¿pero sabes lo duro que me resulta no poderme comunicar?¿que no se te entienda?
¡Uff!
Muchos besos y muchos ánimos corazón.

Duna dijo...

Jolín vaya odisea con la nieve, con la luz; a mí también me daba frío solo imaginarte quitandote el champú con agua fría, con lo friolera q soy yo...
Tan mal t lo hacen pasar en el curro?? Besos