29 diciembre, 2009



Como el tiempo





Hoy he tenido una pequeña alegría, he adelgazado 2 kilos! tengo la suerte de que cuando me lo propongo y lo hago bien, pierdo peso rápido. Ahora sólo espero seguir como antes y ir bajando, pq iba muy bien y con buen ritmo, pero desde que tuve mi jamacuco, me dejé bastante.


Pero a pesar de esta pequeña alegría, sigo como el tiempo, gris.


Ayer pensaba en la típica lista de balance del año que hace todo el mundo sobre lo bueno y lo malo que le ha dejado el año en curso.


Haciendo un resumen, de cosas buenas, diré que casi ninguna, que ha sido un año malísimo, que tengo muchas ganas de que termine, y que, aunque estemos remontando, aún nos queda un largo camino.


Odio las esperas, soy impaciente, a pesar de que con los años voy aprendiendo a esperar, pero no soporto la idea de no poder tener lo que quiero en el momento. Sí, soy así, y si no lo tengo me siento mal, me fustro, me cabreo y me asqueo.


Ya me lo dijo una compañera de curro, que con los años las cosas no me importaran tanto, pero yo vivo las cosas con mucha fuerza y con la misma fuerza me afectan.


Y cuando me dan estas bajadas, intento pensar en cosas que me hagan sentir bien, en lugares y cuando estoy muy muy mal, salgo fuera de la terraza y miro las montañas, en la gran suerte de vivir dónde vivo, de poder ver el cielo más azul y si sigo el horizonte, ver los pirineos nevados, y sentirme afortunada por vivir aquí, y poder respirar este aire que huele a pueblo, a vacas, a cerdos, a tierra mojada, a rio, a montaña.









2 comentarios:

nurisistela dijo...

nos tienes a nosotros...ahi estamos los 3 para lo que necesites.....un besazo guapa... y animateeeeeeee....

Muyuyu dijo...

Gracias!